Historia

Historia

Tras la conquista de Cáceres en 1229, y al amparo de su fuero de población y de conquista surgieron una serie de aldeas que constituyeron el Sexmo de Cáceres, entre ellas la Aldea de Aliseda, que por su situación y fertilidad de su suelo creció rápidamente.
Al ser lugar de tránsito por su puerto natural ya que era el único pueblo entre Portugal y la villa de Alburquerque sufre las consecuencias de las guerras de 1386 y 1397 sostenidas por D. Juan I de Portugal. Fue saqueada quemada y destruida por la hueste del Condestable D Nuño Álvarez Pereira conocida como el Duque de Alburquerque, hasta el punto que únicamente quedaron cinco casas.
En 1426 recibe el Concejo de Cáceres la Carta – Merced que exime a Aliseda de pagar tributos para procurar su repoblación. Tales privilegios los confirmaron Juan II en 1429 y los Reyes Católicos en 1486, y los posteriores monarcas hasta 1760, cuando Carlos III concedió el Marquesado de Aliseda a favor de Doña Isabel de Moctezuma.


En 1809 y durante unos meses debido a la guerra de la Independencia, Aliseda fue residencia de la Real Audiencia Territorial.


Desde el siglo XVIII hasta la actualidad se han sucedido varios hallazgos arqueológicos que indican un origen de Aliseda muy anterior al siglo XIII. En 1790 se encontró una cabrita de bronce, relacionada con la diosa indígena Ataecina o Adaegina, y monedas romanas y griegas. En 1920 se halló un tesoro fenicio con 354 piezas correspondientes al ajuar de una dama, y por último en 1995 se encontraron restos arqueológicos de un poblado protohistórico en la sierra del Aljibe, datado en el año 800 a.C el cuál estuvo poblado hasta el período romano.
En definitiva, estos hallazgos nos confirman el paso por Aliseda de varios poblados de siglos anteriores a Cristo.

Más información el en libro "Aliseda y su Historia" publicado por el Ayuntamiento de Aliseda en 2011.